Contrato de compraventa de vivienda perfecto (II)

En el artículo anterior te dimos algunos datos que te podían servir para realizar un contrato de compraventa de vivienda perfecta. En este post te contamos otras cosas que deberías tener en cuenta.

¿Quién puede comprar y vender?

Para que un contrato tenga validez ambas partes tienen que tener capacidad para contratar y, además, no estar afectados por ninguna prohibición de disponer. Respecto a la capacidad, se asume que podrán hacerlo todos los mayores de edad y los menores podrán vender y comprar viviendas cuando:

– Se encuentren emancipados y un juez les hayas concedido el beneficio de mayor de edad y, siempre contando con el consentimiento de los padres o tutores.

– Si el menor se encuentra casado con un mayor de edad y cuente con el consentimiento de éste para vender bienes comunes al matrimonio.

Las prohibiciones de compra intentan impedir que las personas se beneficien de las condiciones de compra de determinados bienes, como, por ejemplo, los empleados públicos respecto a bienes del Estado o municipios que estén bajo su administración.

Si nos centramos en las prohibiciones de disponer debemos saber que suponen una limitación al derecho de propiedad y que son sólo temporales. Existen varios tipos:

– Prohibiciones legales. No se puede disponer en transmisiones de vivienda protegida.

– Prohibiciones judiciales y administrativas. Encontramos su origen en una resolución judicial o administrativa. Su eficacia depende de su anotación preventiva en el Registro.

– Prohibiciones voluntarias. Ejemplo de ellas pueden ser las disposiciones de última voluntad o capitulaciones matrimoniales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *