‘Reservar’ una vivienda: trámites y documentos necesarios

En los tiempos que corren, y según qué zonas, algunos pisos en venta ‘vuelan’ antes de que algunos compradores más indecisos se lancen a comprar. Por eso muchos clientes suelen interesarse sobre las gestiones y trámites necesarios para ‘reservar’ una vivienda formalmente y evitar, por tanto, que se les escape de las manos en el último momento.

En el sector inmobiliario, la ‘reserva’ tiene un nombre concreto: contrato de arras. Se trata de un acuerdo al que se llega mediante el cual el futuro comprador se reserva el derecho de adquisición sobre una vivienda a través de la entrega de una cantidad de dinero.

Es decir, el vendedor no podrá seguir publicitando la vivienda para captar otros posibles compradores. Además, cumple una función compensatoria del perjuicio que se ocasiona a la otra parte si se lleva a cabo un incumplimiento de una de ellas.

Existen distintos tipos de contratos de arras:

– Arras confirmatorias: La cantidad entregada se entiende entregada a cuenta del precio de compraventa, como señal de la celebración del contrato.

– Arras penales: Se entregan como garantía del cumplimiento del contrato. En caso de que se incumpla el contrato las arras serán devueltas dobladas y, además, se puede solicitar indemnización por los daños y perjuicios ocasionados.

– Arras penitenciales: Si al final la venta no se lleva a cabo por incumplimiento del comprador, se pierde la cantidad entregada. Si no se lleva a cabo por parte del vendedor, tendrá que devolverlas por duplicado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *