¿Sabes para qué sirve el branding experiencial? 

En este post nos adentraremos un poco más de fondo en el artículo escrito la semana pasada.

Este tipo de branding busca mejorar la imagen de la empresa sobre una buena experiencia para el cliente y, logrando su fidelidad. Así, los clientes son el centro de toda la estrategia y se busca generar sentimientos y emociones en el consumidor con el objetivo de que conecte con nuestra marca de manera profunda. En el sector turístico es de gran ayuda, ya que se pueden crear experiencias únicas que enganchen al cliente y terminen por fidelizarse.

La ventaja que ofrece este tipo de branding es la creación de una experiencia única, la cual tiene que ser real y que permita conectar con el consumidor. Actualmente no es suficiente con decirle que va a tener unas buenas vacaciones y que las disfrutará. Hay que captarlo, apelar a sus emociones y demostrarle que no va a vivir una experiencia como la que le ofrecemos en ningún otro sitio, por lo que querrá volver a repetir.

En conclusión, el branding experiencial ofrece infinidad posibilidades al sector turístico. Las vivencias de los clientes les harán volver y activarán el boca a boca, la mejor estrategia de publicidad que existe. Así, si creamos una experiencia real, interesante y amena, por la cual los clientes no nos abandonarán nunca.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *