Cancelar una hipoteca devolviendo la casa perjudica a quien la quieren comprar

Cancelar las hipotecas ya concedidas devolviendo la casa al banco es irresponsable ya que perjudica a todos aquellos que viven de alquiler o que están pensando en comprar un piso. Si los bancos ven sus cuestan perjudicadas trasladarán ese coste a las nuevas hipotecas, por lo que aquellos que estén buscando una financiación para comprar una vivienda pagarán más por sus créditos para salvar a aquellos que compraron durante los años de la burbuja inmobiliaria.

Si los bancos tuvieran que asumir las pérdidas de las hipotecas concedidas sobre los años del boom inmobiliario, el sistema financiera quebraría. Una de las pocas salidas posibles sería poder cancelar las hipotecas devolviendo la casa al banco; de este modo, los que nunca compraron casa rescatarían a los que se endeudaron con la compra: es decir, los cautos salvarían a los arriesgados.

Una de las soluciones planteadas por Jesús Encinar es que las hipotecas se concedan como mucho por el 80% del valor de la vivienda, siempre y cuando el tomador pueda pagar la cuota mensual con másixmo de un 30% de su renta disponible.

¿Qué te parecen estas medidas? ¡Datos tu opinión!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *