Consejos para un agente inmobiliario

Un vendedor inmobiliario debe caracterizarse por su simpatía. En su trabajo debe estar en continuo contacto con personas que no conoce y a las que debe rendirle atención.

No es tarea fácil vender un bien de semejante valor y no conocer la persona con la que está interactuando. Ante una venta, los agentes inmobiliarios se pueden presentar en un situación de vulnerabilidad a ciertas acciones delictivas que pueden darse en este sector. Por ello, es crucial que tomen ciertas medidas de prevención para disminuir los riesgos a los que están expuestos.

¿Cuáles son esas medidas?

Primero se debe verificar la información del  cliente y presentarle un pequeño cuestionario en vivo para conocer un poco más del cliente. Por ejemplo, su ocupación, su situación personal, con qué fin busca un inmueble…

No des tus datos personales como agente inmobiliario. Tú debes conocer quién es tu cliente, pero él no tiene por qué saber nada de tu vida privada. El mejor consejo de seguridad que te podemos dar desde Inmobiliaria Grimanga es que tus medios de comunicación personales no estén vinculados con los de tu trabajo. Cuida tus datos personales.

Sigue los protocolos de seguridad para todas las actividades de contacto que tengas con tus clientes desde el inicio. Planifica tus visitas y no respondas a aquellas exigencias apresuradas. Sobre todo, lleva simpre contigo el móvil, es tu principal herramienta de trabajo para atender a tus clientes y tu arma de seguridad.

Por último, escucha siempre a tu intuición.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *