El coronavirus influye en la toma de decisiones

En general, estancias amplias cómodas donde no pese tanto sobrellevar otra posible cuarentena. Además, la situación económica del país sacudida por la crisis anterior y potenciada con el coronavirus ha hecho que la tendencia al alquiler incremente.

Uno de los temas que más preocupan es el precio de los inmuebles. Hay compradores que se plantean reducir el tamaño del salón para aumentar el tamaño de la terraza. Si se amplian los espacios, el precio es mayor. Aunque bajo el margen de beneficio de las promotoras inmobiliarias, el precio por metro cuadrado subirá.

El teletrabajo también ha impulsado a los profesionales a buscar una localización no tan cerca del puesto de trabajo. En este supuesto, el precio no debería subir a no ser que la ley de la oferta y la demanda lo requiriese por no haber inmuebles disponibles.

En este juego, hay dos personajes fundamentales: los que compran y los que alquilan.

En cuanto a los que compran, más o menos se mantienen en el mismo número que antes de la cuarentena. El volumen de llamadas comerciales y de contactos es alta y equiparable a la situación normal del mercado.

En relación con los que alquilan, tampoco se ha notado que hayan caído las cifras de personas que se decantan por esta modalidad.

Habrá que es esperar al siguiente trimestre para que los números hablen por sí solos. Mientras tanto, desde Grimanga te animamos a seguir buscando la casa de tus sueños.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *