Alquiler con opción a compra

Los tiempos de crisis ha hecho que el modelo inmobiliario en España sufra un cambio. No existen puestos fijos y, quien los tiene vive con el miedo a perder su trabajo. Las nuevas generaciones tienen trabajos temporales y la remuneración es baja. Esto dificulta que los demandantes de hogar se planteen comprar una vivienda. Sin embargo, existe una alternativa ante este problema.

El alquiler con opción a compra permite que el inquilino habite en la vivienda durante un tiempo determinado con la opción de tanteo para la futura compra. Para disfrutar de este derecho, se deben firmar dos contratos en uno. Dicho contrato establece las condiciones del alquiler al mismo tiempo que contempla las condiciones de compra.

La adquisición del inmueble no es obligatoria. En el caso de que desee la propiedad de la vivienda, debe hacerse durante un tiempo predeterminado en el contrato del alquiler. Por lo general, suele presentarse una oferta durante el tiempo que se ha determinado en el contrato, de 2 a 3 años.

Una de las ventajas de esta modalidad es que el propietario descontará del precio total la parte proporcional alquiler que el inquilino ha pagado durante su estancia en el inmueble. El alquiler es, como si dijéramos, una especie de hipoteca por adelantado.

No dudes en visitar nuestras instalaciones o ponerte en contacto con el equipo de Grimanga para conocer todos los detalles.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *