Solo hay 3 tipos de compradores

La pandemia sanitaria no ha dejado indiferente a nadie, y nuestro sector no ha sido una excepción. En cambio, sus consecuencias no se han repartido de manera equitativa para todos. En términos de vivienda, la repercusión tampoco ha sido por igual.

Los compradores siguen teniendo un ideal o una meta: la vivienda de lujo es idónea para invertir en época de crisis, ya que los intereses son negativos, la Bolsa ha caído y casi no hay retorno de los activos financieros. Una compra ‘segura’ en toda regla.

Durante el coronavirus, los precios de las viviendas ‘premium’ se ha mantenido estable mientras que las viviendas de lujo han mantenido o revalorizado su precio y las viviendas del comprador común han visto caer sus precios.

PERFILES DE COMPRADORES

El cliente Premium es exquisito en su demanda. Tiene claro lo que quiere y no es conformista. El tamaño de la vivienda no es lo más importante, pero sí que sean exclusivas, con privacidad pero buenas vistas, la ubicación donde se encuentre el inmueble es crucial, materiales de calidad y servicios añadidos como piscina, pistas de juego, jardines,…

El comprador de las viviendas de lujo ofrece distintos perfiles. Unos plantean la compra como una aspiración, quieren el mejor lugar acorde con sus gustos y preferencias. Otros, compran un producto de lujo de cara a la inversión y la revalorización de la vivienda.

El comprador que mira su bolsillo, busca reducir sus gastos al mínimo y se conforma con una vivienda habitable y que presente los servicios básicos para la vivienda digna.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *