Gastos deducibles en tu declaración de la renta 2018

Hay gastos deducibles en la declaración de renta por alquiler. Aquí te los enumeramos:

– Intereses hipotecarios: todos aquellos intereses generados por la financiación podrán llegar a tener deducciones de hasta un 60%.

– Tasas estatales: IBI, alumbrado, tasas de basuras, vado, tasas por limpieza, gastos de comunidad, etc.

– Seguro del hogar: tanto privado como de responsabilidad civil.

– Gastos de los suministros: luz, gas, agua, etc. Sin embargo, para ello, la vivienda debe ser de uso habitual.

– Gastos por la conservación y reparación de la vivienda: aquellas obras que sean importantes para el correcto uso y disfrute de la vivienda (arreglo de las instalaciones, sustituación de elementos para la correcta habitabilidad de la vivienda, pintura, etc).

– Amortización del inmueble: no debe exceder la aplicación del 3% sobre el mayor de los valores «coste de adquisición satisfecho o el valor catastral, sin incluir el valor del suelo».

– Gastos de formalización: «estos incluyen los gastos de formalización del arrendamiento, subarriendo, cesión o constitución de derechos y los de defensa de carácter jurídico relativos a esto».

En Grimanga nos preocupamos por tus intereses, por eso queremos que siempre estés informado. Si tienes alguna duda, contacta con nosotros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *