¿Amortizar una cuota o plazo de hipoteca?

Si has contraído una hipoteca o estás pensando en contratar una, la entrada del blog de hoy es para ti. Hoy abordaremos cuál es la mejor opción: amortizar una cuota o plazo de hipoteca. Si hablamos en términos de rentabilidad, ya que el dinero es un recurso limitado, hemos de conocer perfectamente la manera de gestionar nuestra economía y sacarle el mayor partido posible con lo que tenemos. La hipoteca es un coste fijo mes a mes con el que debemos contar dentro de los gastos mensuales del hogar.

Todos sabemos que los bancos deben recibir el dinero que nos ha prestado, bajo las condiciones y las tasas predefinidas antes de firmar la recepción del dinero, en el tiempo estipulado previamente si no queremos que la entidad bancaria nos quite todas nuestras propiedades por impago.

El problema viene cuando no tenemos ingresos fijos para hacer frente a este pago. Por ejemplo, cuando nos echan del trabajo. O gozamos de una buena situación económica, un buen trabajo o unos buenos ahorros para pagar la parte de la hipoteca mensual -que viene suponiendo en costes lo mismo aproximadamente que un alquiler-.

En esta línea, si tienes un dinero ahorrado y quieres ir haciendo frente a la hipoteca debes preguntarte si te compensa más hacer frente al pago de unos meses o directamente liquidar parte de la cuota que abonas cada mes.

¿Qué es la rentabilidad para mí?

Cada quien tiene sus peculiaridades y su situación económica personal. En función de factores como el pago total de tu hipoteca, el tiempo que te quede por liquidar la misma, tu situación económica y los plazos a pagar el resultado final será diferente.

Averigua qué opción es la que más conviene. Grosso modo, contraer una cuantía subsanada a plazos como es la hipoteca es la mejor baza antes que rebajar la cuota. ¿Por qué? Porque disminuyes los intereses, dado que al bajar el tiempo de reembolso el préstamo se puede devolver en un plazo menor y con ello evitas pagar menos intereses por lo que el ahorro es superior.

Pero esto no es matemáticas exactas. Esta afirmación puede variar porque la mayoría de las entidades bancarias españolas trabajan bajo el sistema francés de liquidación. Hay que dar con el momento exacto para hacer la amortización parcial de la hipoteca; la mayoría de estos préstamos bancarios suelen contener más intereses en el primer periodo o hacia la mitad del plazo.

En definitiva, si estamos deseando liquidar la hipoteca y esta tiene un sistema francés de liquidación nos compensa más liquidarla durante los primeros años de la misma para pagar el menor interés posible.

En cambio, si tiene otra forma de liquidación no importará que tardemos más tiempo ya que nos compensará hacerlo más tarde al no afectarnos tanto en el pago de los intereses.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *