Una tradición activa, pero una historia olvidada

Las personas somos seres de costumbres y celebraciones. Llegan los cumpleaños y montamos una fiesta, ¿el día de la madre? Otra fiesta. ¿Surge un nacimiento? Pues comilona al canto. ¿El día de los Santos inocentes? Pues claro que sí, broma tras broma a nuestros seres queridos porque una fecha tan divertida tampoco la podríamos dejar…